Menu

Transcripción de “El dúo madre e hija Tonya y Satchel Lee mantienen una conversación honesta y abierta”

Voz de Gucci Podcast:
Hola y bienvenidos otra vez a Gucci Podcast. En este episodio, Tonya Lewis Lee y Satchel Lee, madre e hija, hablan sin tapujos sobre su confinamiento. Satchel, de 25 años, ya está familiarizada con los podcasts, pues este año ha lanzado su propia serie, Release with Satchel Lee, un foro de conversaciones íntimas sobre relaciones, amor, desengaños y autodescubrimiento. Satchel es productora de vídeo, escritora y fotógrafa, y anteriormente fue directora creativa de la revista de arte y moda queer Drøme. La madre de Satchel, Tonya Lewis Lee, es productora de cine y televisión, abogada y fundadora de la marca de vitaminas Movita Organics. También es escritora y defensora de la salud de las mujeres y niños, así como esposa de Spike Lee, cineasta nominado al Óscar. Escúchelas hablar sobre los cambios que hemos vivido en los últimos meses, lo que la familia significa para ellas y cómo han estado alimentando su creatividad durante este tiempo de incertidumbre.

Satchel Lee:
Hola a todos. Me llamo Satchel Lee. Tengo un podcast llamado Release with Satchel Lee, donde hablo con amigos sobre sexo, amor, relaciones, personas, intimidad y demás. Pero hoy no estamos en ese podcast. Hoy estoy con mi madre, Tonya Lewis Lee, y vamos a hablar de cómo ha sido este año para nosotras, con el confinamiento y todo eso. Hola.

Tonya Lewis Lee:
Hola. Es un placer estar aquí y hablar contigo, Satchel.

Satchel Lee:
Sí. Sí. Creo que debemos pasarlo bien. Por eso, mientras pensaba en cómo organizar el podcast, se me ocurrió buscar una introducción que fuese divertida y positiva, y que me permitiese hablar sobre este año de una forma entretenida. Pero lo cierto es que las cosas no han sido nada divertidas o positivas. Pienso que la mayoría de gente opina lo mismo, o esa es mi impresión. Eso sí, he hablado con muchas personas que hacía tiempo que no se sentían tan bien, porque esta pausa les ha dado un montón de espacio para reflexionar.

Tonya Lewis Lee:
Yo diría que siempre podemos sacar algo positivo de las situaciones difíciles. ¿Verdad que sí? Y creo que a veces las situaciones en las que nos sentimos más incómodos, que nos obligan a aprender nuevas habilidades y adaptarnos a la incomodidad, son a menudo las que nos hacen aprender y crecer más. Por lo tanto, siempre hay algo de luz en la oscuridad.

Satchel Lee:
Sí, no hay duda. Es cierto. Para nosotras, gran parte de este año ha sido como… como estar en una especie de modo de supervivencia. Como neoyorquinas, creo que no hemos estado así desde, probablemente, el 11 de septiembre. ¿No? Algo similar sucedió con Sandy, aunque no afectó mucho a la zona donde vivíamos.

Tonya Lewis Lee:
Sí. Esa comparación con el 11S me parece interesante, porque estábamos aquí, pero después nos fuimos de la ciudad.

Satchel Lee:
Es verdad.

Tonya Lewis Lee:
No estábamos en la ciudad, pero la sentíamos. Cuando regresamos, podíamos oler la destrucción durante todo el trayecto. Y, a pesar de ello, seguimos adelante. Lo diferente de esta vez es tener que estar aislados de nuestros amigos. Aquella vez pudimos acudir a ellos para sobrellevar la situación. ¿No es cierto? Estábamos sumidos en el dolor, confusos… por lo que buscamos refugio entre nosotros. En este caso, tuvimos que encerrarnos, permanecer en nuestras casas, separarnos de nuestros amigos y tratar de sobrevivir por nuestra cuenta o de nuevas maneras. Fue diferente. Tratamos de buscar contacto a través de Zoom, y yo también hablé mucho por teléfono y por FaceTime. Nos fuimos adaptando.

Satchel Lee:
Sin duda.

Tonya Lewis Lee:
Pero la experiencia fue completamente diferente, porque estábamos preocupadas por una posible falta de suministro de alimentos, y tuvimos que aseguramos de tener todo lo necesario para pasar el confinamiento.

Satchel Lee:
Sí. También me interesa el hecho de que a los seres humanos se nos dé tan bien crear y organizar cosas que nos parecen normales y estables, pero lo cierto es que no estoy segura de qué es normal, y, la verdad, no creo que nada sea necesariamente estable. ¿No? Puede que nos parezca estable, pero no lo podemos ver delante de nosotros. ¿O sí? No sabemos lo que viene a continuación. Por eso, esa inestabilidad… Sé que tenemos la suerte de no sentir semejante inestabilidad tan a menudo y tener que preguntarnos cada poco: “¿Van a abrir los supermercados? ¿Podemos salir? ¿Qué está pasando? ¿Qué tan grave es la situación? ¿Cuántas personas están muriendo? Están improvisando morgues en Central Park. ¿En qué medida debemos cambiar nuestras vidas?”.

Tonya Lewis Lee:
Es increíble que hayamos vivido todo eso.

Satchel Lee:
Ya.

Tonya Lewis Lee:
La gente lo normalizó muy rápido. ¿Verdad? Como si pensasen “Es lo que hay”. Pero tienes razón. Creo que el suelo siempre se está moviendo bajo nuestros pies, y, sin embargo, hacemos todo lo que está en nuestra mano para salir airosos. Al fin y al cabo, hay que vivir en el presente. Tenemos que pagar nuestras facturas para vivir bajo un techo y comer. Pero, al mismo tiempo, intentamos planificar el futuro por si no podemos trabajar. Lo intentamos, por si acaso. Intentamos hacer acopio de comida. Como una pequeña ardilla que, con la llegada del otoño, trata de reunir tanta comida como pueda para que, llegado el momento, tenga algo que llevarse a la boca.

Tonya Lewis Lee:
Así es. Los seres humanos estamos hechos para sobrevivir. ¿Cómo nos preparamos para sobrevivir durante todo ese tiempo? Y es curioso porque, en mi caso, como ya sabes, parte de esa preparación consiste en cuidar de mi cuerpo. ¿Verdad? Me aseguro de estar en la mejor forma posible, especialmente en tiempos como este, porque, como dijiste, nunca se sabe… ¿Tendré que usar mi cuerpo para salir de esta situación? ¿Tendré que correr 80 kilómetros o caminar 100 para ir a alguna parte? Por eso, quiero asegurarme de que mi cuerpo funcione como es debido.

Tonya Lewis Lee:
Y, bueno, todo eso entró en juego durante nuestro confinamiento. ¿Y quién sabe? Es posible que tengamos que pasar por otro. Pero creo que todos vamos a aprender de este y, como tú dices, nada es tan estable como creemos que es. Podemos prepararnos tanto como queramos, pero, como dice tu abuelo, siempre debemos ser flexibles y adaptarnos cuando sea necesario. Supongo que también es cuestión de tener la mente un poco abierta. ¿No? Y aunque debemos sentir curiosidad por lo que está sucediendo, e intentar estar en sintonía con lo que está pasando en el mundo para prepararnos ante lo que pueda suceder, la alegría no puede faltar.

Satchel Lee:
Sin duda. Pero creo que tener la mente abierta es realmente importante, porque es interesante ver cómo todavía hay gente que lo niega. No sé a qué se deberá. No entiendo cómo pueden tener ideas tan rígidas. No-

Tonya Lewis Lee:
¿Sobre lo que debería ser nuestra existencia y a lo que tenemos derecho como seres humanos?

Satchel Lee:
Exactamente. Sí. Ahora las cosas diferentes, así que entiendo que se prefiera lo contrario. Pero la realidad es que ya no estamos en esa situación.

Tonya Lewis Lee:
Las cosas cambian y tenemos que adaptarnos. Lamentablemente, hay mucha gente que no ha recibido una buena educación, personas que no han estudiado durante generaciones. Creo que a veces olvidamos que es un verdadero privilegio haber tenido la oportunidad de trabajar nuestro pensamiento crítico. Aunque pensemos que es algo natural que ya viene de serie, lo cierto es que el pensamiento crítico es un músculo que tiene que ser ejercitado y usado.

Tonya Lewis Lee:
Creo que lo que ha sucedido es que mucha gente no tiene esa capacidad para pensar críticamente y evaluar realmente la situación en la que se encuentra, por lo que solo escuchan lo que dicen las personas que ellos consideran sus líderes. Actúan basándose únicamente en lo que otros dicen, personas a las que consideran la autoridad. Ese tipo de situación es muy peligrosa, porque pueden manipularte y decirte qué hacer todo el tiempo. En mi opinión, ese es nuestro problema.

Satchel Lee:
Es una pena.

Tonya Lewis Lee:
Sí. La educación es importante. Recibir una buena educación es importante. Y todos podemos entrenar nuestro pensamiento crítico a través de una buena educación.

Satchel Lee:
Exacto. ¿Y quién va a arreglar las escuelas?

Tonya Lewis Lee:
Eso es. Luego están esas personas que no quieren que tengamos capacidad de pensamiento crítico.

Satchel Lee:
Claro. De lo contrario, tendríamos mejores escuelas públicas.

Tonya Lewis Lee:
Y eso es lo que deberían estar haciendo. Pero si la gente tuviese la capacidad de pensar con criterio, entonces no aceptarían lo que sus aclamados líderes les dicen, con lo que perderían su poder. Eso es a lo que nos enfrentamos.

Satchel Lee:
Bueno, eso sería todo. Tengo unas preguntas de lo más divertidas. ¿Hablamos de moda? No sé.

Tonya Lewis Lee:
De acuerdo. Intentémoslo.

Satchel Lee:
Bueno, yo creo que ambas somos creativas. Creo que ha habido… Como hemos estado encerradas en casa, nos empezamos a abrir un poco más, pero pasamos casi cuatro meses seguidos sin salir. ¿Cómo mantuviste tu creatividad? ¿Seguiste un plan que te ayudase a no perder de vista los proyectos? ¿Cómo fue?

Tonya Lewis Lee:
Sí. Desde un punto de vista creativo, el confinamiento hizo que, al principio, perdiera completamente mi capacidad de concentrarme y orientarme. Me resultaba muy difícil mantenerme centrada en lo que estaba haciendo. Ahora estoy coproduciendo y codirigiendo un documental. La COVID lo ha paralizado todo, y hemos tenido que pensar en cómo dar rienda suelta a nuestra creatividad con este trabajo. Fue complicado. Y aunque me encanta este documental, porque despierta una gran pasión en mí, me resultó muy difícil pensar en cómo seguir adelante. Había entrado en modo de supervivencia. Pero descubrí que, por alguna razón, tenía muchas ganas de dibujar y pintar. Me apetecía explorar una habilidad diferente, una vía de escape diferente para mi creatividad… A ver, me gusta dibujar, pero no se me da muy bien. Y no estoy hecha para pintar. Pero tenía ese deseo de crear algo a través de la pintura. La verdad, fue genial, me sentí muy bien haciéndolo.

Tonya Lewis Lee:
Creo que, desde el punto de vista creativo, es importante sentir y escuchar lo que sucede a tu alrededor para llenar tu alma. A veces nos vemos sometidas a mucha presión para crear nuestras obras, pero, en momentos como el que acabamos de pasar, también es importante existir y sentir lo que sucede, asimilarlo y ver qué sale de ahí. No sé. También limpié mucho. Me volví una auténtica cocinera, dibujé y, poco a poco, volví a centrarme en mi trabajo, que ya vuelve a estar bastante ajetreado, cosa que me alegra. Además, me siento más capaz y abierta, y más dispuesta a dejar que el trabajo fluya.

Satchel Lee:
Mmm (afirmativo). Sí. Tiene sentido. Creo que me siento o me sentí de forma similar. No sé. Las cosas siguen estando un poco confusas, pero la gente ya está empezando a volver a trabajo. ¿No? Gracias a eso, lo tenemos un poco más fácil, porque no estamos tan estancados. Yo ya me veo capaz de crear cosas. La verdad es que, al principio de la cuarentena, dejé un poco de lado el podcast. Creo que solo hice dos episodios durante ese tiempo porque, no sé, se me hacía raro. De verdad que no lo sé. Necesitaba espacio para distanciarme y no… Lo que quiero decir es que este tiempo que hemos estado en casa y no en el trabajo nos ha dado la oportunidad de simplemente sentarnos y quedarnos en silencio, cosa que rara vez ocurre. ¿Entiendes?

Tonya Lewis Lee:
Sí, exacto.

Satchel Lee:
Es como si siempre tuviéramos algo que hacer. El fin de semana no basta para reiniciar y entrar en modo de reposo. Por eso me pareció importante que pudiéramos limitarnos a estar quietos. No sé.

Tonya Lewis Lee:
No sé si a ti también te pasa, Satchel, pero cuando estoy en medio de esa quietud y silencio, es como si pudiese oír de otra manera o sentir una vibración. ¿Sabes lo que quiero decir? Me permite sintonizar con lo que está sucediendo. A veces necesitamos estar tranquilos para conectar.

Satchel Lee:
Desde luego. Nos permite estar en sintonía con la situación y con nuestros verdaderos deseos. Estoy segura de que mucha gente pensaba cosas como “Odio tener que ir a trabajar”. ¿Sabes?

Tonya Lewis Lee:
Sí.

Satchel Lee:
Porque hay gente que odia su trabajo o lo que sea. Pero estos meses nos han dado mucho tiempo para reflexionar y no tener que preocuparnos de crear cosas o respetar plazos de entrega. Sí. La tranquilidad es agradable. No solemos tener tiempo para estar tranquilos. Eso me recuerda a los animales. A veces pienso: “¿Qué hacen los animales en todo el día? Nada”.

Tonya Lewis Lee:
Sí. Es cierto.

Satchel Lee:
No hacen absolutamente nada.

Tonya Lewis Lee:
Se pasan el día durmiendo.

Satchel Lee:
Y parece que les va bien.

Tonya Lewis Lee:
Sí. Sí. Incluso en estado salvaje, sí, y todavía son capaces de buscar comida, comer, encontrar refugio y…

Satchel Lee:
Y sus vidas parecen tan válidas como las de cualquier otra persona.

Tonya Lewis Lee:
Exacto. ¿Pero sobreviven tanto tiempo? No estoy segura.

Satchel Lee:
No lo creo, pero no pasa nada. ¿Tienes algún ritual o rutina que te ayuden a entrar en un estado de creatividad?

Tonya Lewis Lee:
Desde que era joven, la única cosa que hago cuando me preparo para trabajar es limpiar. Es un ritual. Limpio, organizo y ventilo mi espacio para que el aire circule correctamente y no lo obstaculicen cosas que deberían estar en otra parte. Después, solo tengo que sentarme frente al escritorio y regular la altura de la silla. Además, para serte sincera, antes solía pensar que no se podía hacer ejercicio en modo creativo, pero ya no es el caso. Por la mañana, entreno durante media hora o así, y me tomo dos tazas de café y un batido. Solo entonces estoy realmente lista para ponerme a trabajar. Eso es lo que realmente me impulsa.

Satchel Lee:
Sí. Sí. Creo que-

Tonya Lewis Lee:
¿Y qué hay de ti? ¿Tienes algún ritual para trabajar?

Satchel Lee:
Siempre hago la cama. En serio, no puedo hacer nada a menos que mi cama esté hecha. También quemo cosas en mi habitación, como palo santos, salvia o incienso. Sí. En verano, abro las ventanas y cosas así. Me encanta tener las ventanas abiertas. Sí. Es como preparar un escenario. Quiero decir, aunque vaya a estar tirada en el sofá durante el resto del día, sigo teniendo que hacer esas cosas. No estoy segura de si es necesariamente un ritual para ponerme en modo creativo, pero es un sistema que tengo.

Tonya Lewis Lee:
Sí. Está bien contar con esa clase de sistemas. Yo me preparo de forma similar. Hago la cama. Hago ciertas cosas para que el día comience bien y ya estoy lista para… lo que sea.

Satchel Lee:
Eso es. Son cosas que hacen que el trabajo sea un poco más fácil de gestionar.

Tonya Lewis Lee:
Claro, cuando comenzamos el día siendo ordenados… También me gusta hacer crucigramas o ejercicios de deletreo, como ya sabes. Lo sé, sé que es muy friki, pero me ayuda a entrenar el cerebro. Es una manera de hacer que mi cerebro se mueva, en plan, “Vale. Venga. Pongámonos en marcha”.

Satchel Lee:
Ya. Yo el trivia no lo soporto.

Tonya Lewis Lee:
Trivia.

Satchel Lee:
No me gusta que me interroguen.

Tonya Lewis Lee:
Sí, bueno, pero se te da bien deletrear.

Satchel Lee:
Sí, puedo hacerlo, pero los crucigramas se parecen mucho al trivia.

Tonya Lewis Lee:
En cierto modo, sí.

Satchel Lee:
No soporto los interrogatorios.

Tonya Lewis Lee:
Pues eso es lo que me gusta de los crucigramas, son como un puzle, exigen que resuelvas un problema y que trates de buscar un patrón. Por eso los crucigramas y los ejercicios de deletreo me resultan tan útiles, porque prácticamente son lo mismo. Se trata de juntar cosas y buscar el patrón.

Satchel Lee:
Sí.

Tonya Lewis Lee:
Sí.

Satchel Lee:
Sí. Sí. Antes has dicho que te has vuelto una auténtica cocinera durante la cuarentena. ¿Qué ha significado la cocina para ti?

Tonya Lewis Lee:
Ah, sí, sí. Bueno, lo primero es que cocinar me resulta placentero. He descubierto que no es tan difícil si te organizas, tienes lo que necesitas en casa y te anticipas. La verdad, no es tan complicado. Me encanta hacerme la comida. Creo que me ayuda a comer mejor y a saber lo que como. Es una maravilla. Además, hacía muchísimo tiempo que no comía contigo, con tu padre y con tu hermano. No lo volvimos a hacer desde que crecisteis. La verdad es que me alegró mucho. Me gusta alimentar a mi familia con la comida que preparo, me reporta una gran satisfacción, y, además, nos ayuda a comer de forma saludable.

Tonya Lewis Lee:
Sí, es genial. Espero que podamos seguir haciéndolo. Todavía sigo cocinando. Espero mantener el hábito. Es un momento del día que me ayuda a dar rienda suelta a mi creatividad de forma un tanto diferente… A veces, antes de ponerme cocinar, no sé cómo sacar adelante la receta, pero cuando me pongo a ello, termina saliéndome. Es increíble. Es un pequeño logro que me llena de alegría.

Satchel Lee:
Sí. Y el resultado no tiene nada que ver con otras cosas, ¿verdad? Preparar tu propia comida es muy importante. No sé cómo está el tema en otras ciudades, pero en Nueva York pedimos más comida a domicilio que en cualquier otra parte del mundo. No me imagino lo contrario.

Tonya Lewis Lee:
Como familia, hay veces que acabamos recurriendo a la comida para llevar. No sé qué pasó ni cuándo dejé de hacerlo. Cuando eras pequeña, todavía cocinaba un poco, pero después lo dejé y empezamos a encargar comida a domicilio. Recurrimos a ella porque era rápida y fácil, y todo el mundo estaba ocupado. Sí, hay mucha gente que recurre a ella por eso, porque es fácil.

Satchel Lee:
Es fácil. Y supongo que hay gente que tampoco tiene espacio para una cocina. Realmente no se necesita mucho, se puede cocinar en una estufa. Pero, como sabes, es una destreza que no… Hay un montón de habilidades que no se enseñan en la escuela.

Tonya Lewis Lee:
Cuando empecé la secundaria, tenía que ir a clase de Economía doméstica. Teníamos que-

Satchel Lee:
¿Los chicos también iban?

Tonya Lewis Lee:
Sí. Economía doméstica era obligatoria para graduarse. Tú no la tuviste. Spencer, un buen amigo mío, suele presumir de lo bien que cocina gracias a Economía doméstica. Estoy de acuerdo contigo. La cocina es una habilidad básica que debemos dominar.

Satchel Lee:
Nosotros teníamos una asignatura de gestión de restaurantes.

Tonya Lewis Lee:
Sí, cierto.

Satchel Lee:
Pero no de cocinar.

Tonya Lewis Lee:
Caray. Estas escuelas… de verdad. En fin. Aprende a cuadrar tus cuentas mientras cocinas.

Satchel Lee:
Sí. Yo sé cocinar. Sé preparar algunas cosas, pero es definitivamente-

Tonya Lewis Lee:
Y se te da muy bien la repostería.

Satchel Lee:
Sí. Se me da bien. Es una habilidad muy importante. El confinamiento lo ha puesto de manifiesto, porque, si no hay comida a domicilio que puedas encargar y no sabes cocinar, entonces, ¿qué vas a comer?”.

Tonya Lewis Lee:
Exacto. ¿Y sabes cocinar para ti? Y divertirte con hierbas como el romero, el cilantro y la albahaca. ¿Sabes usar el ajo? No tienes que limitarte al ajo en polvo. Puedes utilizar unos dientes de ajo, cosas como esa, que realmente potencian el sabor y hacen que todo sea un poco más divertido. Tampoco pasa nada si te sale mal. Son cosas que pasan. No significa que no puedas intentarlo de nuevo.

Satchel Lee:
Sí. Yo quiero seguir experimentando en la cocina incluso después de que pase toda esta locura. Durante el confinamiento, la muerte de George Floyd desencadenó las protestas del movimiento Black Lives Matter en todo el país. ¿Cómo lo has vivido?

Tonya Lewis Lee:
Ha sido increíble ver cómo las calles se llenaban de gente. Increíble, de verdad. Vaya época nos ha tocado vivir, entre la COVID y las protestas. Tu pregunta me hace pensar en los manifestantes que salieron a las calles y en todo lo que ha supuesto. Aún siento la energía de toda esa gente, personas de todas las razas y orígenes que finalmente se ponen en pie para decir: “Alto, se están violando nuestros derechos humanos. Eso no puede ser. Como seres humanos que se preocupan por el futuro de la especie humana, ya no podemos estar a favor de eso”. Ha sido asombroso. Hemos visto cómo retiraban algunas estatuas confederadas y cómo retiraban la bandera confederada de la bandera del estado de Misisipi. Se siente como si hubiera un cambio real en el aire.

Tonya Lewis Lee:
Y luego John Lewis murió. Los estadounidenses estamos viviendo una época de verdadero cambio, en todos los sentidos. Sé que el resto de países también lo están viviendo, pero creo que en Estados Unidos, nuestra casa, el cambio real ya está en marcha. Ahora bien, ¿qué implicaciones tendrá esto en el futuro? ¿Será un cambio temporal o uno realmente duradero? En mi opinión, la respuesta nos la darán las elecciones que estamos a punto de comenzar. ¿No? ¿Es algo pasajero o se mantendrá en el tiempo?

Tonya Lewis Lee:
Todavía queda un largo camino por recorrer. ¿No es cierto? Como nación y como pueblo, hemos hecho grandes progresos, pero también hemos retrocedido. Somos conscientes de ello. Nuestros antepasados fueron traídos por la fuerza en el fondo de barcos para convertirlos en esclavos. Nosotras estamos donde estamos gracias al trabajo de mucha gente. Pero sí, todavía tenemos un largo camino por recorrer. Yo, que estoy sentada aquí, con la edad que tengo y siendo de la generación que soy, veo en este momento una clara señal de cambio, al menos uno simbólico. Pero eso es lo que pienso, la cuestión es qué sucederá realmente.

Satchel Lee:
¿Cómo crees que podemos lograr un cambio efectivo?

Tonya Lewis Lee:
Creo que el cambio debe partir del liderazgo de la gente. Por eso me gusta ver cómo todas esas personas salen a la calle a protestar, y cómo surgen los líderes del Black Lives Matter. Creo que es importante. El liderazgo importa. Necesitamos ese liderazgo. Hollywood ejerce una gran influencia. También percibo un cambio en las imágenes que vemos salir en los medios de comunicación, en qué se emite y en qué voces se escuchan. Cuantas más voces puedan compartir sus experiencias, diferentes e interesantes, más fácil lo tendremos para abrir nuestras mentes. Estoy agradecida a nuestros reporteros callejeros, como la joven que grabó el asesinato de George Floyd. Deben seguir haciendo lo que están haciendo porque, sin ellos, estas cosas no salen a la luz. Para que veamos un cambio real, todos debemos arrimar el hombro.

Satchel Lee:
Sí.

Tonya Lewis Lee:
Satchel, lo que tú haces con tu plataforma, con tu voz, grande o pequeña, importa. Sé que es una carga pesada, porque a veces solo quieres pasarlo bien y no pensar en todos esos problemas. Pero tu trabajo es una manera de contribuir a que todo esto avance.

Satchel Lee:
¿Qué has aprendido durante este tiempo?

Tonya Lewis Lee:
¿Durante este tiempo? ¿Te refieres a las lecciones que he aprendido durante el confinamiento?

Satchel Lee:
Sí.

Tonya Lewis Lee:
Bueno, yo diría que no sé nada nuevo, aunque ahora tengo muy claro que, si estoy en apuros o en modo de supervivencia, siempre puedo confiar en ti, Satchel. Lo tengo claro. Sé con quién puedo contar realmente. Es maravilloso. Me sorprende saber esas cosas de ti. Y de mí. Sé cuidar de mí misma. Sé arreglármelas. Supongo que ahora toca pensar en cómo podemos seguir transmitiendo esta energía positiva para que la próxima generación herede un planeta sostenible.

Satchel Lee:
Cierto. Yo pienso igual. Creo que este ha sido un buen momento para expresar nuestra gratitud, porque la situación no ha sido buena precisamente, pero podría haber sido mucho peor.

Tonya Lewis Lee:
Y tenemos suerte. Ningún familiar nuestro ha… Es decir, conocemos a gente que ha muerto, pero no nos ha tocado vivirlo.

Satchel Lee:
Sí. En serio, tenemos muchísima suerte. Me siento afortunada de pensar en ello. Y también debemos agradecer a todos los trabajadores esenciales, a los trabajadores de los supermercados y a los farmacéuticos. El metro siguió funcionando. La gente que lo hizo posible es…

Tonya Lewis Lee:
Exacto. Y no nos olvidemos de los trabajadores de saneamiento.

Satchel Lee:
Sí, todos ellos. Ha sido impresionante.

Tonya Lewis Lee:
Sí.

Satchel Lee:
Me siento muy agradecida. Bueno. Creo que ya hemos hablado de un montón de cosas. ¿Queda algo más por hablar?

Tonya Lewis Lee:
No, no se me ocurre nada más. Lo podemos dejar aquí.

Satchel Lee:
Vale, está bien. Bueno. Ha sido un poco diferente a lo habitual.

Tonya Lewis Lee:
Sí. Un poco.

Satchel Lee:
Bien. Bueno. Muchas gracias por esta agradable tertulia.

Tonya Lewis Lee:
Me lo he pasado muy bien contigo, Satchel.

Satchel Lee:
Sí, sí, sí.

Tonya Lewis Lee:
Gracias, Gucci.

Voz de Gucci Podcast:
Gracias por escuchar este episodio de Gucci Podcast con Satchel Lee y su madre, Tonya Lewis Lee. Consulte las notas del episodio para obtener más información sobre su trabajo creativo.

Explore other topics
Related stories
previous slide
01 / 03
next slide