Menu

Transcripción de “Anonymous Comes to Town” (Anonymous llega a la ciudad)

Resumen

Para seguir dando voz a mujeres y niñas, Gucci colaboró con Tribeca Film Institute y The Guardian en la iniciativa CHIME FOR CHANGE para lanzar Anonymous Comes to Town (Anonymous llega a la ciudad, en español), un cortometraje de Nancy Schwartzman que se publicó en abril, el mes de concienciación sobre la agresión sexual. El documental es una pieza complementaria del largometraje de Nancy Roll Red Roll, una obra beneficiaria del Fondo Gucci Tribeca para la Creación Documental. Anonymous Comes to Town cuenta la historia de Steubenville (Ohio), una ciudad dormitorio del noreste de EE. UU. conocida por el fútbol americano de instituto y por ser el lugar de nacimiento de Dean Martin, hasta que salió a la luz la violación de una adolescente por parte de dos miembros del equipo de fútbol. Cuando los miembros del grupo cibernético Anonymous descubrieron la historia, decidieron intervenir. Tras compartir varios vídeos de la noche de la agresión con sus millones de seguidores, comenzaron una reivindicación bajo el hashtag #JusticeforJaneDoe (justicia para Jane Doe) y despertaron la conciencia de una gran multitud. La acciones de Anonymous dividieron a esta pequeña población, pero dieron fuerza a varias generaciones de mujeres silenciadas que hasta la fecha se habían visto obligadas a ocultar una vida llena de abusos.

Transcripción

Texto en pantalla:

Atención

El siguiente cortometraje puede provocar una sensación perturbadora en algunos espectadores

The Guardian

Logotipo

G Documentaries

Logotipo

Con la colaboración de

CHIME

Texto en pantalla

STEUBENVILLE, OHIO (EE. UU.) DICIEMBRE DE 2012

Anonymous: Hola, ciudadanos del mundo. Somos Anonymous. A mediados de agosto de 2012, se celebró una fiesta en una pequeña localidad de Ohio llamada Steubenville. Durante esta fatídica noche, la vida de una menor de edad cambió para siempre después de que un grupo de jugadores de fútbol del instituto Big Red abusaran de ella. La joven fue agredida sexualmente, violada y arrastrada de fiesta en fiesta mientras estaba inconsciente. El pueblo de Steubenville ha sabido mantener esto en secreto para proteger a su querido equipo de fútbol. Ya no podéis ocultaros. Ahora estáis en el punto de mira de todo el mundo. Empieza la operación Roll Red Roll.

Brendon: Sabía que había habido una violación ese verano. En ese momento, cuando se extendían los rumores, todo el mundo hizo la vista gorda. Durante un tiempo, nadie habló de eso. Y, de pronto, sale un tipo que ni siquiera era de la zona diciendo “Voy a por vosotros”. Ella no estaba consciente, hacer eso no está bien. ¡Está mal! En cuanto Anonymous publicó el vídeo, supe que quería ayudarlos.

Texto en pantalla

ANONYMOUS COMES TO TOWN

Reportera: RollRedRoll.com, la página web del equipo de fútbol americano del instituto de Steubenville, fue hackeada anoche debido a un supuesto caso de violación en el condado de Jefferson. En el vídeo, el grupo de hackers Anonymous amenaza con revelar información personal sobre las personas involucradas en los hechos. Sandra: Hasta donde yo sé, esa fue la primera vez que ocurría algo así en la ciudad. Fue una situación desconcertante, no sabíamos qué defendía Anonymous exactamente.

Anonymous: Solo tenéis que hacer una búsqueda en Google para ver la seriedad con la que nos tomamos las cosas. Anonymous es simplemente una idea de la que apropiarse para luchar por una causa común.

Bill McCafferty (jefe de policía): No creo que nadie supiera quién era Anonymous realmente. Yo mismo podría ponerme una máscara y decir que soy Anonymous. Nunca habíamos tenido un caso así en Steubenville.

Geri: En esta zona, el simple hecho de hablar con alguien sobre violación es muy complicado y, si acceden, hacen algún comentario y luego te dicen que no quieren hablar más del asunto, que pasemos a otro tema.

Jerry: Tanto ahora como en mi época, cuando se junta la juventud y se forma un grupo de chicos y chicas con alcohol de por medio, las cosas se pueden descontrolar. La gente vio las fotografías y son horribles, son fotografías muy feas, y entiendo que tengamos que corregir eso, pero no somos malas personas. Crecí en una zona a 90 minutos de Steubenville.

Anónimo/persona con la máscara de Anonymous: Crecí en la zona triestatal de Steubenville. Cuando invitaron a Anonymous a venir al pueblo, me uní al grupo. Nosotros solo publicamos la información y luego cada uno es libre de hacer lo que quiera con ella.

Texto en pantalla:

@MASTER OF CEREMONIES

@HEAVYHEARTED

Brendon: Yo era un poco el intermediario entre Anonymous y Steubenville. Era como cuando Spiderman se pone la máscara o algo así, como cuando Superman se pone el traje… te conviertes en una especie de superhéroe. Ahora un tuit, ahora otro, mensajes directos, conversaciones en grupo, mensajes privados… Se formó una especie de guerra civil en las redes sociales. Los perfiles de Twitter de la gente estaban que ardían, todo el mundo recuperó fotografías, estados y tuits antiguos para que fuentes externas se hicieran eco de la historia. Querían que todo estallara, pensaron “bueno, han violado a esta chica, ¿qué podemos hacer para que la noticia llegue a todas partes?”. Así que se fijó una fecha para hacer una concentración.

Anónimo/persona con la máscara de Anonymous: La primera concentración no estaba muy organizada. Los ciudadanos simplemente se agruparon para mostrar su solidaridad, y en eso consistió básicamente la concentración durante unas horas.

Anónimo/persona con la máscara de Anonymous: Recuerdo ver batallas de bolas de nieve. Me di cuenta de que algo se tramaba, pero había que hacer más ruido, se necesitaba más organización. En ese momento todavía no habían publicado el vídeo de 12 minutos de Nodianos, y sabía que eso era lo siguiente que había que hacer. Sabía que así atraeríamos a miles de personas, y si ya habíamos logrado eso, lo siguiente saldría en las portadas de las noticias.

Texto en pantalla:

El 2 de enero, Anonymous

publica “el vídeo de Nodi”,

que se grabó la noche de la violación.

Anónimo/persona con la máscara de Anonymous: Cuando se publicó el vídeo de Nodi, todo estalló.

Anónimo/persona con la máscara de Anonymous: Sí.

Reportera: El caso criminal de una pequeña ciudad de Ohio siembra controversia a nivel nacional. Hay personas que se rieron, miraron, hicieron fotografías e incluso publicaron imágenes…

Reportera: La historia ha llamado la atención de todo el país y ha dividido a la comunidad.

Scott: Fue surrealista ver a la CNN entrar en mi patio trasero. Al principio me molestó mucho. Fue una experiencia muy negativa y, sinceramente, he invertido toda mi jubilación aquí para construir esta casa, así que la publicidad negativa no me venía bien.

Patricia: Muy bien, no me gusta Anonymous, que hayan invadido nuestra ciudad ni el caos que están causando. No me la voy a quitar, tío. Quítatela, quítatela.

Anónimo: Y luego Steubenville organizó su propia concentración. Dicen que nuestra ciudad está dividida. Debemos permanecer juntos y unidos.

Anónimo/Mujer hablando: Dicen que debemos avergonzarnos de vestirnos de negro y rojo. Yo digo que debemos llevar nuestros colores con orgullo.

Anónimo/Hombre hablando: Queréis que nos avergoncemos de nuestra tradición, queréis que nos avergoncemos de nuestro éxito, queréis que nos avergoncemos de nuestros hijos, queréis que nuestros hijos se avergüencen de su instituto. Este caso está en manos de los jueces. ¡Dejemos que lo gestionen ellos!

Bill McCafferty (jefe de policía): Muchos de los comentarios y muchas de las llamadas telefónicas desagradables que recibí me decían cosas como que estoy a cargo de la ciudad de la violación, que cómo he permitido que esto pasara, que cómo dejé que la gente se saliera con la suya… En lo que a mí respecta, no hemos sido permisivos con nadie. Este caso se resolvió en dos semanas.

Jerry: Siento como si 50 o 100 personas nos hubieran secuestrado. Han secuestrado a toda nuestra ciudad. Ellos dictan nuestra imagen, ni siquiera saben… La percepción exterior es que todos estamos a favor de la violación… A las personas que vamos a la iglesia se nos está tachando de monstruos.

Scott: Todas las personas que vivimos aquí queremos dejar de ver esta historia en los medios para poder dejarla atrás, curar las heridas y pasar página.

Geri: Llevo viviendo aquí unos 40 años. He sido víctima de una agresión sexual. Cuando llamé a la comisaría, dije: “Quiero saber si puedo iniciar un procedimiento judicial”. El oficial de policía con el que hablé me respondió: “Sí, lo conozco, y el fiscal ha decidido que no va a aceptar el caso”. Después de eso, empecé a dormir con un bate de béisbol comprobando constantemente que las puertas estuvieran bien cerradas. Iba a sitios a los que él normalmente no iba, y luego me lo encontraba. Estaba paranoica y no tenía a nadie que me cuidara. Así que tuve que hacerlo yo misma. Si el grupo Anonymous no hubiera aparecido para poner la violación en el foco del debate nacional, creo que mi caso se habría perdido, como muchos otros.

Michele: Este tema sale mucho en la televisión, pero nuestra comunidad nunca le había prestado atención. Lo que pasó con Jane Doe fue diferente. No soy… ahora no me sale la palabra… activista, o como se llame. No fui a la primera concentración. Pero, luego, mi cuñada me enseñó todos los tuits, todas las fotografías, el vídeo… y no me lo podía creer. Así que fui a la segunda concentración.

@Master of Ceremonies: Bienvenidos a Steubenville. Si tenéis algo que decir, subid aquí.

Michele: No tenía intención de subir a hablar, pero en cuanto llegué allí y vi a esas personas compartiendo sus experiencias, simplemente tuve que hacerlo. Ni siquiera me paré a pensar en nada del tipo: “Michele, ¿qué estás haciendo, qué estás haciendo?”. Simplemente subí esos escalones y, cuando la chica que estaba hablando terminó, dije: “Quiero hablar”. Tengo 51 años. Cuando tenía 8 años fui víctima de abusos sexuales. Nunca se lo había dicho a nadie y, finalmente, con 40 años, decidí buscar ayuda.

Anónimo: Una vez que empezaron a aparecer testimonios, sentí como si me partiese un rayo, porque ahora se había convertido en un movimiento de mujeres. Ellas lo cambiaron.

Sandra: El día de la concentración, mi marido me dijo: “No puedes ir, es demasiado peligroso”. Esa mañana decidí que si mi marido no me llevaba, entonces iría andando. Sentí que necesitaba estar ahí.

Alicia: Me llamo Alicia, soy ciudadana de Steubenville, me violaron en el 2000, lo denuncié ante la policía y me llamaron para decirme que no podían hacer nada por mí.

Anónimo: Algunas de las supervivientes que se pronunciaron no habían obtenido justicia de ningún tipo y esa era la primera vez que hablaban de lo que les había pasado.

Anónimo/Varias personas: Me llamo Megan. Me llamo Isobel. Me llamo Robyn, cuando tenía 7 años me violaron. A mí también me han violado, nunca se lo he dicho a nadie.

Michele: Me sentí una persona completamente nueva. Fue como liberarme, me sentó muy bien.

Brendon: La ciudad se reunió y todos empezaron a repartir máscaras y a decir “si quieres ayudar, únete”. Fui a las concentraciones, escuché a todas esas mujeres hablar… fue toda una revolución.

Anónimo/Voz en off: Las críticas son duras, muy duras, pero si puedo ayudar, voy a hacerlo. Con esto espero que si alguien se plantea hacer algo malo, se lo piense dos veces. Que piense: “¿Y si alguien se entera?”.

Michele: Si pasara algo malo, claro que me gustaría que la gente se reuniera, fuera a concentraciones y se apoyaran entre ellos. Es lo que hacen los obreros siderúrgicos, cuando les echan del trabajo van a Washington, y los mineros también. A veces hay que dejar atrás las cosas, pero, por otro lado, no queremos que la gente olvide lo que pasó.

Anónimo/Voz en off: El debate tiene que centrarse en qué hacemos ahora, y no solo qué hacemos como pueblo, sino también como país. Esto no es un caso aislado. Las supervivientes están tranquilas y listas para que se las escuche.

Texto en pantalla:

Dos jugadores de fútbol del instituto de Steubenville

fueron declarados culpables de abuso sexual

con una condena de hasta 2 años

en un centro de detención de menores.

Texto en pantalla:

Tres funcionarios del instituto de Steubenville

dimitieron y no fueron llamados a juicio.

Dos fueron condenados por

delitos relacionados y cumplieron penas breves.

Texto en pantalla:

La dirección del documental

contactó con “Nodi”, pero se negó a hacer declaraciones.

Texto en pantalla:

DIRIGIDO POR

NANCY SCHWARTZMAN

Texto en pantalla:

PRODUCIDO POR

STEVEN LAKE

Texto en pantalla:

PRODUCTORES EJECUTIVOS DE THE GUARDIAN

CHARLIE PHILLIPS Y JACQUI EDENBROW

ENCARGADO POR

THE GUARDIAN

Texto en pantalla:

DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA: MATTHEW BOCKELMAN

EDICIÓN: ISABEL PONTE

DISEÑO GRÁFICO: ROB FULLER

MÚSICA: NIMA FFAKHRARA

Texto en pantalla:

CÁMARAS ADICIONALES: DAVID HOLM, STEVEN LAKE, ISAAC MATHES

TRANSCRIPCIÓN: LUCIE BOASE

COLORISTA: JASON R. MOFFAT

POSPRODUCCIÓN DEL AUDIO: MOLINARE HOXTON

MEZCLA DEL AUDIO: KIM TAE HAK

POSPRODUCTORA DEL AUDIO: ALICE BOREHAM

SERVICIOS LEGALES: PELOSI WOLF EFFRON Y SPATES LLP, PRYOR CASHMAN LLP

SERVICIOS DE SEGUROS: REIFF AND ASSOCIATES, LLC

Texto en pantalla:

AGRADECIMIENTO ESPECIAL A LOS CIUDADANOS DE

STEUBENVILLE (OHIO, EE. UU.) Y WEIRTON (VIRGINIA OCCIDENTAL, EE. UU.)

Texto en pantalla:

SECUENCIAS DE ARCHIVO CORTESÍA DE HEAVY HEARTED, REBECCA KIGER, MASTER OF CEREMONIES

MÚSICA ORIGINAL GRABADA Y MEZCLADA EN ZOO CREATIVES, MARINA DEL REY (CALIFORNIA, EE. UU.)

CUERDAS: NAVID HEJAZI

GUITARRA: DREW DENTON

ASISTENTE MUSICAL: CECE WEN

PRODUCCIÓN MUSICAL EJECUTIVA: PAYAM FAKHRARA

Texto en pantalla:

AGRADECIMIENTO ESPECIAL A

RACHEL DECKER

AMY HOBBY

JOSÉ RODRÍGUEZ

Texto en pantalla:

ESTE PROGRAMA ES UNA PRODUCCIÓN DE SUNSET PARK PICTURES,

QUE ES EL ÚNICO RESPONSABLE DE SU CONTENIDO.

© SUNSET PARK PICTURES. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Logotipo:

SUNSET PARK PICTURES

Logotipo:

BRASS MILL MEDIA

Logotipo:

Con la colaboración de

TRIBECA FILM INSTITUTE

Logotipo:

G Documentaries

Logotipo:

Con la colaboración de

CHIME

Related stories
previous slide
01 / 03
next slide